Esta página web usa cookiesDescubra más

Acabar con la depresión, pero, ¿con qué tratamiento?

Poner solución a la depresión con tratamiento farmacológico

Una persona con depresión puede recibir tratamiento farmacológico cuando ésta es moderada o grave. También se recomienda este tipo de tratamiento cuando han fracasado otras terapias, cuando hay problemas médicos asociados o si con anterioridad ya se ha pasado por una depresión de las características que mencionábamos al principio. La depresión, en estos casos, es tratada con un tratamiento farmacológico basado en antidepresivos. Sin embargo, estos tienen efectos secundarios como insomnio, nauseas, mareos, aumentos del peso o nerviosismo.

Para la depresión también existen otro tratamiento que no tiene por qué ser farmacológico

La solución a la depresión no siempre tiene por qué ser un tratamiento farmacológico, pues este solo se utiliza para los casos moderados o graves. La depresión también puede ser tratada con psicoterapia. Las técnicas más utilizadas, por el momento, son la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la psicoterapia interpersonal (TIP). Mientras que la psicoterapia se utiliza para ayudar a la persona a conocerse mejor y cambiar su forma de pensar, actuar o sentir, la terapia cognitivo conductual ayuda a las personas con depresión a comprender que los pensamientos y sentimientos influyen en el comportamiento. Durante ese último tratamiento para la depresión, se aprenderá a reconocer y cambiar los pensamientos destructivos o perturbadores que afectan de manera negativa en el comportamiento.

Acabar con la depresión con otros tipos de tratamiento alternativo

Una persona con depresión puede recibir un tratamiento farmacológico o psicoterapéutico. Pero, además, existen otras técnicas que también pueden ayudar a acabar con un trastorno como es la depresión:

  • Hablamos, en primer lugar, de los libros de autoayuda, cuya eficacia de ha demostrado en episodios depresivos leves.
  • Terapia electroconvulsiva (TEC), para casos de depresión grave. Este tratamiento consiste en estimular, a través de convulsiones, el sistema nervioso central. Aunque sigue siendo un tratamiento bastante criticado, hoy en día esta terapia se aleja bastante de la que se empezó a utilizar hace más de 80 años.
  • Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, uno de los mejores tratamientos para la depresión es el ejercicio físico, así como seguir una dieta equilibrada. Dejar el sedentarismo ayuda a mantenernos bien física y mentalmente.
  • Determinados remedios naturales también pueden ayudar a combatir los síntomas de la depresión, como la tristeza o la ansiedad.

Se puede luchar contra la depresión con diferentes tratamientos, desde los antidepresivos, pasando por las psicoterapias, hasta llegar a remedios naturales, como el ejercicio. Sin embargo, es preciso conocer el estadio de la depresión para saber qué tipo de tratamiento se necesita. Si tiene una fuerte depresión, recurrir a remedios naturales será inútil, pues necesitará otro tipo de terapias “más agresivas”. Por eso, se recomienda acudir siempre a un profesional.

Compartir

Otros articulos


Los síntomas de la depresión grave

Los síntomas de la depresión grave

¿Qué síntomas físicos y emocionales nos podríamos encontrar en una depresión grave? Consiga toda la información en el siguiente artículo.

Leer el artículo entero aquí

Conocer un poco más sobre la depresión aguda

Conocer un poco más sobre la depresión aguda

¿Cómo se siente una persona con depresión aguda y por qué se puede llegar a padecer este tipo de trastorno? Leer más en el siguiente artículo.

Leer el artículo entero aquí

¿Qué tipos de depresión existen?

¿Qué tipos de depresión existen?

La depresión mayor, la distimia, también llamada depresión crónica, o la depresión maníaca son algunos de los tipos de depresión. Leer más en este artículo.

Leer el artículo entero aquí

Frases de apoyo para alguien con depresión

Frases de apoyo para alguien con depresión

Frases como "estoy contigo", "cuenta conmigo" o "no es tu culpa" pueden ayudarle a superar una depresión. Leer más en el siguiente artículo.

Leer el artículo entero aquí

¿Cómo es posible salir de una depresión?

¿Cómo es posible salir de una depresión?

¿Cómo se puede salir de una depresión y volver a sonreír como antes? En el siguiente artículo puede conseguir toda la información necesaria.

Leer el artículo entero aquí

La ansiedad y la depresión no siempre van de la mano

La ansiedad y la depresión no siempre van de la mano

La ansiedad y la depresión presentan una serie de rasgos que las hacen diferentes. En este artículo puede conseguir toda la información necesaria.

Leer el artículo entero aquí

¿Qué hacer contra la depresión?

¿Qué hacer contra la depresión?

Si no sabe qué hacer contra la depresión, pruebe a mantener su mente ocupada, a hacer un poco de ejercicio y a alimentarse bien. Leer más en este artículo.

Leer el artículo entero aquí

La depresión severa, mucho más que un trastorno pasajero

La depresión severa, mucho más que un trastorno pasajero

La depresión severa puede estar causada por una combinación de factores psicológicos, biológicos y ambientales. Leer más en el siguiente artículo.

Leer el artículo entero aquí

La depresión reactiva

La depresión reactiva

¿Qué es la depresión reactiva, cuáles son sus síntomas y qué la diferencia de otros tipos de depresiones? Leer más en el siguiente artículo.

Leer el artículo entero aquí

La depresión endógena, “una tradición familiar”

La depresión endógena, “una tradición familiar”

¿Qué se conoce por depresión endógena?

La depresión endógena es la depresión biológica causada por factores internos, que sume a quien la padece en las mayores de las melancolías. La depresión endógena tiene un gran componente genético, por eso, es muy común que se pase de padres a hijos. Además, debido al componente genético, la probabilidad de que una mujer sufra depresión endógena es mayor que en el caso de los hombres.A diferencia de otros tipos de depresión, en las que la bajada de los niveles de serotonina es una consecuencia de este trastorno, en la depresión endógena son los propios niveles de serotonina los que provocan su padecimiento.

Diferencia entre depresión endógena y exógena

Mientras que la depresión endógena encuentra sus causas en factores biológicos, es decir, internos, los orígenes de la depresión exógena se hallan en el entorno. El detonante de este último tipo de trastorno no es otro que ciertos acontecimientos externos como una ruptura amorosa, la pérdida de un trabajo o la muerte de un ser querido.La depresión endógena, a diferencia de la exógena, suele ser hereditaria, esto significa que si los padres la han padecido, la probabilidad de que los hijos pasen por una depresión es mayor. Aun así, lo cierto es que muchos expertos afirman que para sufrir una depresión exógena, debe haber cierta predisposición biológica, aunque no es la principal razón, como si ocurre en la depresión endógena.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión endógena?

Las personas que padecen una depresión endógena van a experimentar los siguientes síntomas:
  • Tristeza, ansiedad y un gran vacío.
  • Melancolía desproporcionada.
  • Nerviosismo.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Malestar y dolores persistentes, que no se llegan a aliviar con ningún tratamiento.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Problemas de sueño.
  • Su capacidad de reacción emocional queda suprimida, es decir, no muestran interés por lo que ocurre a su alrededor.
  • Incapacidad para realizar cualquier esfuerzo.
  • Aislamiento social, inhibición.
  • Problemas para concentrarse.
  • Incapacidad para enfrentar el futuro.
  • Desesperanza.
  • Frente a la depresión muestran una sensación de extrañeza.
  • Bajada del rendimiento en el trabajo.
  • Tendencias suicidas.
  • Pobre imagen de si mismo.
  • Quien padece depresión endógena puede experimentar ira o irritación sin una razón aparente.
Las personas que están pasando por una depresión endógena coinciden al afirma que se sienten peor durante la mañana. Además, es la primavera y el otoño las dos estaciones del año en las que los síntomas empeoran.Al igual que existen diferencias entre las causas de la depresión endógena y exógena, con los síntomas pasa exactamente lo mismo. Aunque las manifestaciones de ambos tipos de depresiones son muy parecidas, en los trastornos originados por causas externas los ataques de llanto suelen ser mucho más frecuentes. Asimismo, otros síntomas como los cambios alimenticios o del sueño, propios de la depresión endógena, no suelen ser tan palpables en la exógena. Leer el artículo entero aquí

¿Asesoramiento gratuito sobre el tratamiento de su problema?

¿No sabe qué Flor de Bach le podría ayudar? Contacte con Tom para un asesoramiento gratuito.

tom vermeersch
Tom Vermeersch

Solicite asesoramiento sin compromiso alguno

No gracias, buscaré por mi cuenta